Categorías de Video

ZOOFILIA : MI PRIMERA MAMADA A UN CABALLO

Esta es la historia de como hice mi primera mamada a un caballo y como me senti como una golfa con el rio de semen que inundo mi boca y mancho todo mi cuerpo de semen.

Mi nombre es Sonia y cuando era adolescente vivía en una zona rural, mi padre criaba caballos y teníamos varios de pura raza. Recuerdo que ya desde que empezó a picarme el sexo y sentir como que necesitaba rabo comencé a fijarme más en los tremendos miembros erectos de los Caballos.
Muchas veces me pajeaba imaginándome situaciones de sexo con ellos y su tremendo cipote, imaginaba que me poseían y me llenaban de esperma y yo era como su yegua en celo así me corría sin parar y terminaba totalmente cachonda incluso después de tener varios orgasmos masturbándome.
Un día que estaba en las cuadras teníamos un pura sangre negro y lo pille totalmente empalmado. Me moje al instante solo ver tan de cerca ese miembro y encontrarme sola en la cuadra.

Comencé a acariciarle lentamente para que se tranquilizara, el caballo era bastante manso. Comencé a bajar mi mano hasta tocar su miembro suavemente. Era increíble de grande y que grosor. MI coño estaba mojadisimo con aquella situación y tuve que tocarme metiendo los dedos en mi húmedo coño con pocos pelitos que habían comenzado a salirme y que tenía medio rubios. Me toque mis pequeños y firmes pechos tan duros como manzanas. Estaba supercaliente.
Seguí tocando la tranca del caballo el cual estaba encantado, sentí como se ponía muy duro era como una estaca negra.

Ya no podía más y decidí que iba a chupársela, quería ver como esa polla se corría y sentir su semen. Fue así como me agache y me lleve la punta de la tranca a la boca y comencé a lamérsela poco a poco agarrándola con la mano y masturbándole. Acto seguido me la metí en la boca, casi no podía meterme la punta pero comencé a chupar y degustar esa polla. El caballo estaba como acalorado pero agusto con mi boca y lengua. Seguí chupando por un buen rato y me sentía muy guarra con aquella situación lo cual me puso más caliente. Era la primera vez que hacia una mamada aunque era a un caballo, pero menuda tranca.

De repente el caballo empezó a dar como convulsiones pero yo no aparte mi boca y continúe es entonces cuando de repente soltó una riada de semen que inundo mi boca y salto fuera manchando me entera toda la cara y mis pechos. Estaba totalmente empapada de esperma de caballo muy caliente. Fue una corrida tremenda y no dejaba de bombear leche salía sin parar. Fue algo increíble estaba totalmente bañada en semen y que olor. Tuve un orgasmo solo llevar mi mano a mi chocho me corrí como una posesa y me quede agusto.

Tuve que ir a un grifo y lavarme toda la cara y pecho para quitarme esta tremenda lefada que me cubría pero la experiencia había sido única.otro dia os contare como fuy desvirgada por un perro y el dolor y placer que senti al hacerlo por primera vez con mi perro.
Tengo que decir que después de esto continúe haciendo mamadas a este caballo más veces y es algo que recuerdo con mucho morbo. Todavía continúo masturbándome pensando en aquellas escenas de sexo prohibido.

88%
Gustos : 27

880  Vistas

Julio 28, 2016
Adult Wordpress Themes